Pulpo, colinas y sardinas en Lisboa

Día 1. Pulpo. Un pulpo asado, con un toque de aceite de oliva y papas horneadas. Apenas aterrizamos en el aeropuerto con la Cata –partner en crimen– ambas sabíamos que queríamos comer. Y rápido. Pero Lisboa castiga a aquel que apurado llega a sus tierras. Le pone obstáculos. A veces lluvia, filas, pero siempre, siempre pone interminables e empinadas escaleras o subidas. He allí su apodo, lindo en concepto, terrible en la práctica, “la ciudad de las siete colinas”.

Continue reading “Pulpo, colinas y sardinas en Lisboa”

Blog at WordPress.com.

Up ↑