Marruecos: Fez a la vena

Desperté a eso de las 4am. Un bicho pertubó mi sueño. Pasaron los minutos y el insecto desapareció, más mi insomnio permaneció conmigo. No quería admitir que estaba nerviosa, pero el cuerpo habla por sí solo. Días atrás ya mi estómago comenzó a dar señales de ansias. Mi corazón tenía momentos en los que parecía querer correr una carrera, y mi cabeza sufría de periodos nebulosos. Hace rato que un viaje no me daba esta avalancha nerviosa de emociones: revisar el pasaporte, chequear las cosas de la mochila, leer hasta la madrugada cómo vestir, con quién hablar, como actuar. Ir a Marruecos fue como recuperar mi virginidad viajera.

Continue reading “Marruecos: Fez a la vena”

Advertisements

Blog at WordPress.com.

Up ↑