Los temores de una Working Holiday

Una persona feliz. Esas que huelen a descanso. Que ni se le forman arrugas. Que no sabe lo que es una preocupación. Una abeja que se posa de flor en flor engordando día a día con dulce miel. Vive sin responsabilidades, alteraciones, sus ojos están satisfechos de bellos paisajes y siempre conoce nuevos panales. “¡Ay, ya te vas con una de esas visas!”, “¡Que buen año sabático se te viene!”.

¿Te suena algo así?. Te apuesto que estás marcado por el sello de uno de los convenios bilaterales más atractivos del mundo: el de la Working Holiday.

Continue reading “Los temores de una Working Holiday”

Advertisements

Working Holiday Alemania: ¿es para mi?

Alemania. Alemania. Alemania. Repito el nombre de este país en mi cabeza y pienso: “en qué momento me vine para acá”. Y es que nunca estuvo en mis planes; ni siquiera había un bosquejo de el en mi Bucket List. El 2013, cuando vine por un mes a Europa, me lo salté y sin culpas. No es que no me interesara, pero no lo tenía ni en mi mapa, mente o corazón. Perdóname, Alemania.

Entonces, ¿por qué terminé acá?

Continue reading “Working Holiday Alemania: ¿es para mi?”

De verdad me fui

Estoy sentada en el asiento 96 de un tren que va a Núremberg. Antes de eso pasé casi dos horas y media en el asiento 16 A de un avión de Iberia que llegó a Múnich, lugar al cual aterricé después de deambular casi 7 horas en la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid, primera parada que tuve tras unas 12 horas de viaje desde Chile en uno de esos asientos donde te hacen “leer” un folleto que debiese dejarte adiestrada en el arte de abrir la compuerta en el caso de que por esas cosas de la vida hubiese un aterrizaje forzoso y uno tuviese chances de salir ileso. A cambio te dan más espacio para tus pies.

Continue reading “De verdad me fui”

Blog at WordPress.com.

Up ↑