Working Holiday Alemania: ¿es para mi?

Alemania. Alemania. Alemania. Repito el nombre de este país en mi cabeza y pienso: “en qué momento me vine para acá”. Y es que nunca estuvo en mis planes; ni siquiera había un bosquejo de el en mi Bucket List. El 2013, cuando vine por un mes a Europa, me lo salté y sin culpas. No es que no me interesara, pero no lo tenía ni en mi mapa, mente o corazón. Perdóname, Alemania.

Entonces, ¿por qué terminé acá?

Un simple motivo: uno de mis hermanos se trasladó para acá, y así como la oportunidad hace al ladrón, también hace al viajero. Pero diré la verdad: yo quería irme a Australia –aún lo pienso–, pero las visas para Chile ya estaban agotadas y habría tenido que esperar a Julio de 2017, y estábamos en enero. ¡Seis meses más!. A esto le sumo otro pequeño factor: mi reciente desempleo. Sumando en mi atareada mente me dije: “Anita, tú quieres viajar, te quieres ir. En seis meses más vas a estar recién en un nuevo trabajo y vas a aplazar Australia otro año, y otro, y otro…y eso será tu poltergeist y te perseguirá el resto de tu existencia”. Dibujé un nuevo plan: venir un tiempo a tierras teutonas, probar las aguas y después de unos meses migrar a la popular Australia.

Mi esquema ahora esta un poco borroso, pero eso es tema de otro post.

 

¿Sí o no? ¿Estás considerando venirte? ¿Tienes 932934723 dudas?. Ok. Partiré diciéndote que jamás las podrás resolver todas y todas parten con el papeleo para la visa. Es una de las más fáciles y rápidas de obtener y aún así surgen un montón de dudas…consejo: si ya ves muy complicado sacarla, o estás muy dubitativo con el proceso, piénsalo dos veces antes de venir porque creo que lo más fácil de estar acá, es llegar :D.

1.- Es obvio, pero es lo primero que enfatizaré: EL IDIOMA. No me importa lo que digan, siempre hay casos de gente que “sobrevive” sin una pizca de lengua germánica. Se puede lograr, pero si no estás interesado en aprender nada del idioma, ¿para qué vienes, si hay tantos otros convenios con países e idiomas más accesibles?. Quizás sueno ruda, pero creo que Alemania no es un país que te abra las puertas si solo sabes inglés. Para ellos no es la gran cosa. Yo me vine por una “temporada” acá, y creo que fue un error. Este no es un país de paso, en el que solo puedo llegar un tiempo, juntar plata e irme a otro lugar. Yo partí en Chile con A1 de alemán –que solo te sirve para entender que te va a costar muchos meses realmente entender– y ahora estoy haciendo el A2. (Para que se hagan una idea: A1 – A1.2 – A2 – A2.1 – B1 (y más): en teoría recién allí logras un alemán funcional decente, y cada nivel dura 3 meses si lo tomas unas 3 veces a la semana, o 1 mes si lo tomas intensivo, 4 horas al día, y cada nivel sale unos 200-300 euros). En fin, mi punto es que si lo único que quieres es viajar y juntar plata, recorrer el país y después seguir tu camino, te aconsejo que veas otras opciones. Pero si aprender otro idioma siempre te atrajo, siempre te llamó la atención Alemania, quizás la idea de hacer un Master o estudiar algo acá (¡QUE ES GRATIS!) ronda tu mente…pues empieza a juntar los 1.200 euros que te piden para aplicar a la visa ;).

 

2.- Trabajar. Uf. Para mi ha sido mi talón de Aquiles. Al principio le puse mucho empeño en encontrar algo y no negaré que fue MUY frustrante saber que ser mesera o vendedora no iba a ocurrir pronto. ¿Por qué? ¡Porque no sé alemán, obvio!. “Pero Señor, yo hablo súper bien inglés”. ¡Pero bueno, si los clientes hablan alemán”. Cuek. Otra cosa muy “curiosa” es que aquí existe el día de prueba. Básicamente se trabaja un día gratis. Y hay que poner la mejor cara, ¿ah?.
Hay muchos que han podido ganar harta plata trabajando en empresas como Helping (limpiando casas) o Deliveroo (repartiendo comida). También se puede ser “Aushilfe”, ayudante de cocina, ordenando cajas, qué se yo. El otro día conocí a dos chicas que estaban acá como AuPair y me contaban que era un trabajo agotador, donde realmente no tenías horas fijas (ya que vives donde trabajas), ganaban unos 300 euros –que se iban en transporte y pequeños gastos–, pero que habían conocido harto y habían podido aprender mucho del idioma. Claramente algo te tienen que gustar los niños. Creo que es un trabajo más para vivir una experiencia e interiorizarse con la cultura, pero dudo que puedas ahorrar así. Conclusión, dejé mi búsqueda laboral un poco de lado en pos de mejorar mi alemán, que ya que estoy en estoy en esto y he invertido más de 500 euros ¡pues a darle con esta tercera lengua!.

 

3.- La ciudad. ¡Que difícil elección!, y es que hay tantas ¡y la mayoría son tan lindas, y todas tienen su no sé qué!. Como conté, yo actualmente vivo con mi hermano en un pueblo por el sur. En las tierras de Heidi. Creo que un pueblo o ciudad pequeña, si haces esta visa, no es lo más adecuado, a menos que tengas algún tipo de contacto, como yo. Si no lo más sabio es buscar irse a ciudades grandes como Berlín, Hamburgo, Münich… Sé que muchos vienen con la idea de no relacionarse con latinos, ni toparse con ningún ser humano que diga “weón”, pero la verdad es que LA COMUNIDAD LATINA ES IMPORTANTE. O sea, llegas a un país, no hablas el idioma, no conoces a nadie… en algún momento necesitas algo familiar, alguien que hable tu idioma, que te tiendan una mano. Me saco el sombrero ante los que logran sobrevivir sin eso. En serio. Y si bien los pueblos pequeños tienen su encanto, creo que lo más sabio es optar por una ciudad: entre más grande, más trabajo, más contactos, más opciones.

 

 

4.- Arriendo. Afortunadamente, a mi aún no me toca buscar. Pero pronto me tocará y sé que no es un tema fácil. No sé qué pasa, pero al parecer Alemania tiene muchas personas. Encontrar un piso puede requerir un par de aspirinas. Y entrevistas. Dentro de los datos freak, leí por allí que si encuentras un lugar no amueblado, incluso tienes que traer tu propia tapa del water (?).
Pero cuando al fin te topas con algo, hay dos temas que requieren MUCHA atención: 1) Que te de Anmeldung y 2) las estafas. El primero es la base para poder existir en este país, y el segundo, sí, aunque no lo creas, existe. Si algo te huele un POCO raro es porque ES RARO. Aquí un par sitios web para tantear terreno: http://www.wg-gesucht.de/https://www.craigslist.org

No pretendo ser objetiva, hago este post en base a mi experiencia: me vine pensando en estar “de pasada”, pero empecé a aprender el idioma -que no es como el inglés, acá o estás en B1 y hablas algo o no hablas nada- y no es algo que pretenda abandonar (para ser trilingüe , hay que ver estrellas dicen). Mi conclusión es: Alemania es ese chico que aparece en la discoteca, le coqueteas, se gustan, pero no quieres nada serio y sin saber ni cómo ni cuando en un par de semanas te ves a ti misma sentada en la mesa con los padres del que parece ser tu cuasi-prometido, con una Bratwurst -que tú compraste en el Market- en tu mano, el perro mirándote ansioso a una muy respetuosa distancia y el reloj marcando las 12 en punto del mediodía un sábado.

 

 

 

 

Advertisements

2 thoughts on “Working Holiday Alemania: ¿es para mi?

Add yours

  1. lo del idioma es realmente importante, y tienes toda la razón, a la gente que no está dispuesta a aprenderlo le aconsejaría simplemente no venir.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: